DEVOLUCIÓN DE TIERRAS AL FINALIZAR CONTRATO

Hice un contrato de arrendamiento en 2007 para 10 años en el que me cedian 20 hectareas con 18,23 derechos DPU CON UN VALOR MUY INFERIOR A LOS QUE YO YA POSEIA. Con la nueva PAC se me recalcularon por regiones y ahora los nuevos derechos de menor valor que poseo, unos 94 derechos de esa region, son casi el doble de valor que los que me arrendaron. Su cesion de tierras y derechos fueron por cese anticipado de la agricultura y jubilacion .

Si ahora que me reclama las tierras por terminado el contrato tengo obligación de devolver derechos DPB nuevos?

y si es así, se supone que tendré que devolver la cantidad en euros del valor que tendrían aquellos derechos al dia de hoy descontando las reducciones de la PAC de los 10 años y recalcular los derechos DPB resultantes de ese importe?

Tambien comentar que el propietario de las fincas ha cobrado durante estos 10 años 7000 euros anuales por la cesión y jubilación anticipada.

Gracias y saludos.

Unidad de Apoyo FEGA
09/02/2018 - 13:17:39
La normativa PAC no indica nada relativo a la devolución de los derechos al finalizar un contrato de arrendamiento de tierras ya que los derechos de pago básico se han asignado al arrendatario en 2015. Con esta nueva normativa, la percepción de las ayudas queda supeditada, entre otras cosas, a que el agricultor que las solicite cumpla con el criterio de agricultor activo, y cuyo cumplimiento intenta evitar que personas físicas o jurídicas sin ningún tipo de actividad agraria, puedan resultar beneficiarios de las ayudas.

No obstante, si en el contrato de arrendamiento de tierras estuviese reflejado el acuerdo de cesión de los derechos de ayuda por parte del arrendatario, junto con la devolución de las tierras al propietario de las mismas al finalizar el arrendamiento de tierras, dichos derechos también podrían revertir en los propietarios de las tierras. Esto también podría darse si el arrendatario quisiera, por voluntad propia, pero no por obligación, ceder los derechos al propietario de las tierras en el momento de la devolución de las mismas.

Lo más recomendable es que llegue a un acuerdo con el arrendador en función de las circunstancias concretas de su caso, pues fundamentalmente hay que valorar el nº de derechos a devolver en función de su valor comparativo con los anteriores derechos de pago único o bien su equivalente en dinero en caso de que el arrendador no pueda activarlos si no cumple los requisitos de agricultor activo.

Tenga en cuenta de que en caso de no llegar a un acuerdo habrá que considerar lo que resuelvan los Juzgados, sobre la base de que lo cierto es que existe un contrato válidamente celebrado entre dos partes con arreglo a una normativa, la ley de arrendamientos rústicos, que permitía esos pactos, pero que remite a la normativa administrativa para su activación y actualmente los requisitos para su activación han cambiado