ASIGNACIÓN DE DERECHOS DE PAGO BÁSICO / SUCESIONES INTERVIVOS Y MORTIS CAUSA

 CASO 1: De momento no hay aceptación de herencia; en el testamento aparecen 4 hermanos como herederos, pero no aparece de quien es cada una de las 6 hectáreas que el causante tenía en propiedad y declaraba en su SU_2013/2014, lo único que saben es que son suyas.

Todos los herederos suscriben un documento en el que acuerdan que sea uno de ellos el que ejerza la actividad y por tanto gestione la explotación agrícola, no la propiedad de las hectáreas. Se propone resolver estas casuísticas con la resolución de la herencia en primer lugar, con la presentación de la “Escritura de manifestación y aceptación de herencia” y en caso que no dispongan de ella, se deniega hasta su presentación. A continuación, se resuelve el traspaso definitivo de los otros herederos al “hermano agricultor” (acompañado de contrato de arrendamiento de tierras, sin necesidad de cumplir la condición de agricultor activo porque son herederos y transmiten definitivamente).

Cuando se prevé que la herencia se resolverá a largo plazo, se puede optar por la figura de herencia yacente, donde el administrador de la misma solicita los derechos por toda la superficie de la herencia y en nombre de todos los herederos.

Sólo se aceptaría, para el caso propuesto, un documento similar al descrito en la pregunta (acuerdo de los herederos para la gestión por uno solo de ellos), cuando la explotación se hereda en proindiviso.

Unidad de Apoyo FEGA
01/10/2015 - 11:01:23
RESPUESTA
El cupo se transmite en base al reparto de hectáreas de la herencia.

Si ese reparto de hectáreas es el resultado de un acuerdo entre los herederos, el cupo se transmite íntegro al hermano que según ese acuerdo recibe íntegra la explotación.

Por el contrario, si lo único que hay es un acuerdo para la gestión de la explotación, pero cada heredero recibe una parte de la superficie en la herencia, no cabe encadenar la herencia con la cesión definitiva asociada a arrendamientos de tierras y pasar directamente el cupo al hermano agricultor. Y esto es así porque en las herencias, la convergencia se calcula sobre el cesionario, mientras que en la compraventa se haría sobre el cedente. De modo que no se puede realizar la compraventa de derechos mientras no se hayan asignado los derechos vinculados a la herencia.

En el caso de herencia yacente es distinto, porque hay un administrador que actúa en nombre de todos y a efectos de asignación, solicita por toda la superficie. En los proindivisos, dado que todos son cotitulares de porciones equivalentes de la explotación, sí cabría resolver la situación en un solo movimiento, contando con el acuerdo de gestión del que se habla.